“Las personas empiezan a optar por marcas artesanales y sostenibles más que por el fast fashion”

Ambos hermanos definen los bolsos Malau de forma clara y meridiana: accesorios atemporales hechos a mano con un toque de Arte Wixárika conocido mundialmente como arte huichol. Cada pieza tiene una historia que contar, cargada de tradiciones ancestrales y espiritualidad. “Malau nace con la finalidad de apoyar a los artesanos que viven en la pobreza extrema”.

¿Qué motivos le llevaron a decantarse por la creación y el diseño de bolsos?

La pasión por transmitir historias, arte y sentimientos a través de una pieza única diseñada para que las personas puedan llevarlo en su vida diaria. Creemos que una bolsa Malau es un medio de expresión a través del cual puedes emocionar en el mundo exterior.

¿Cuándo comienza su andadura en el sector?

Hace apenas 4 años, en el 2017, realicé un proyecto universitario basado en desarrollar una marca que aportara alguna emoción a la sociedad, así fue como nació el concepto de Malau. Una marca que fundamos con la finalidad de apoyar a las comunidades de artesanos que viven en la extrema pobreza. Al poco tiempo, al comprobar que los productos Malau estaban teniendo mucha demanda porque era algo poco visto en el mercado, se integró mi hermano Guillermo para complementarme en el área de negocios y convertir a la firma en un proyecto factible.

¿Cómo fue su formación y dónde?

Nuestra formación fue en la Universidad ITESO de Guadalajara. Yo estudié diseño integral y Guillermo administración de negocios. Creo que tener perfiles tan distintos nos ha llevado a desarrollar un buen trabajo en equipo para seguir creciendo y complementarnos con lo que cada uno sabe hacer.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de producción de sus bolsos? ¿Y dónde?

La realización de los diseños pasa dos procesos artesanales. El primero se realiza en la comunidad de artesanos Wixárika, que proporcionan un toque artesanal diferencial que se adapta al diseño de las piezas. El segundo consiste en la elaboración del bolso, hecho en talleres mexicanos de manera artesana.

¿Cree que el consumidor aprecia el valor que tiene un bolso de piel hecho a mano?

Creemos que es parte importante en el momento de decidir la compra, pues el consumidor considera que adquirir un producto que genera trabajo en las comunidades de artesanos tiene un valor añadido.

¿En qué medida está afectando la actual crisis tanto a su trabajo de creación como de producción?

Al principio la crisis provocada por la pandemia afectó a la producción ya que muchos proveedores cerraron sus fábricas y no había abastecimiento de materia prima, por tanto no podíamos producir más piezas. Por lo que respecta a la creación de las nuevas colecciones afectó a corto plazo ya que al no tener la materia prima no se podían hacer prototipos de las piezas, un contratiempo que supuso un retraso en el lanzamiento de las colecciones. En cuanto a las ventas, se produjo un incremento de las mismas ya que nosotros contábamos con pagina web. Malau fue una marca que desde su nacimiento surgió vendiendo a través de e-commerce.

En este sentido, ¿se han visto obligados a realizar cambios importantes en el desarrollo de su trabajo a causa de la pandemia?

Dado que nosotros ya contábamos con tienda en línea, los únicos cambios importantes han sido incluir medidas preventivas en el proceso de elaboración y empaquetado de las piezas para que así el consumidor disfrute de su compra sin riesgo alguno.

¿Qué tipo de medidas o acciones han llevado a cabo para atraer al consumidor?

Lo más importante consiste en hacer mucho énfasis en uno de nuestros principales valores: apoyar al artesano. Un valor que comunicamos a través del packaging, de las redes sociales, de las figuras públicas y de otras marcas que comparten los mismos valores que nosotros.

¿Han observado un cambio en los hábitos de consumo, en su caso de bolsos y complementos?

Hemos notado un enorme cambio en la forma de comprar del consumidor, ya que están perdiendo el miedo a comprar en línea, y por otro lado hemos notado que la tendencia es hacia lo artesanal debido al impacto que estaba causando el fast fashion en el mundo.

Pese a la situación actual, ¿piensa que hay un mayor interés por comprar artículos elaborados artesanalmente, es decir, una mayor sensibilidad hacia la compra de un producto más sostenible y menos industrial?

El interés de los consumidores por comprar productos elaborados artesanalmente se incrementó bastante. Notamos que las personas empezaron a optar por las marcas artesanales y sostenibles más que por el fast fashion y las producciones en masa, ya que estaban teniendo un impacto negativo en el ecosistema.

Leave a comment