El Centro de Congresos Ciutat d’Elx ha acogido la presentación de las tendencias para la primavera-verano 2024 organizada por la Asociación Española de Empresas de Componentes para el Calzado. 

La Asociación Española de Empresas de Componentes para el Calzado (AEC) ha organizado esta presentación, que ha hecho la experta de la consultora WGSN, Tamara Cloé Laguía. Ha explicado que en esa temporada encontraremos “un mundo compartido entre lo digital y lo físico, combinando los diseños que pueden ser relevantes para los consumidores que viven más en el mundo digital con colores hiperbrillantes, técnicas más enfocadas al metaverso, o un mundo físico que es más sostenibles, con los detalles, los adornos, los materiales reciclados alternativos al cuero, que promueven el proceso regenerativo desde la perspectiva de diseño o del desarrollo de productos”. Señala que seguirá teniendo mucha importancia la “sostenibilidad”, algo que las empresas de componentes llevan mucho tiempo haciendo hincapié. Añade que “vamos a ver muchos colores hiperbrillantes que toman referencia del mundo digital combinado con neutros cálidos para dar el balance entre el mundo digital y el mundo físico”.

En cuanto a colores, señala que habrá seis tonos claves con un color principal, el “apricot crush” (anaranjados), que “promueve la sensación de conectarse con el consumidor de una parte más emocional y promover una sensación de alegría y optimismo, que va a ser muy útil para los diseñadores”.

El presidente de la Asociación de Componentes, Manuel Román, ha destacado la “excelente labor que los empresarios y profesionales del sector hacen desde las empresas y puestos de trabajo en un escenario muy difícil e inimaginable hace tres años”. Ha añadido que “este escenario convulso es el que define nuestro presente y marcará nuestro futuro, siendo protagonista de la mayor crisis sanitaria a nivel mundial, de la mayor crisis geopolítica vinculada a una guerra sin sentido y una desigualdad entre países y territorios”.

A pesar de todo, ha dicho que “ahora somos algo más considerados y optimistas, y más capaces de superar retos y adaptarnos mejor a las circunstancias y de ser más solidarios”. Considera que “es necesario abandonar el discurso catastrofista y asumir el reto de prepararnos positivamente para responder a la crisis climática. Tenemos que ser capaces de controlar y revertir con la ayuda de todos”.

Ha asegurado que “el futuro en el sector apuesta por la robotización, pero lo importante tienen que ser las personas, formar equipos y profesionales que desarrollen capacidades cognitivas, basadas en el pensamiento crítico, sistémico, emprendedor y creativo. Debemos diferenciarnos, integrarnos y desarrollarnos para evolucionar en un mismo mundo más tecnológico y disruptivo”. Ha pedido a los asistentes que sigan apostando por la feria del sector, por FUTURMODA.

Y ha recordado que en los próximos días se desarrollarán los seminarios de tendencia de moda. El de tejidos, materiales, cueros y pieles se hará los días 26 y 27 de octubre. El de adornos, fornituras, grabados, prefabricados, hormas, grabados, suelas, cuñas y tacones será los días 2 y 3 de noviembre. En ambos casos, de 9:30 a 12:30 horas.

Entre las personas que han asistido se encontraba el concejal de Promoción Económica, Carles Molina; el diputado provincial, Juan de Dios Navarro; el presidente de FUTURMODA, José Antonio Ibarra; o la presidenta de la Asociación de Empresas Familiares, Maite Antón.

Carles Molina ha destacado la importancia del sector de los componentes porque es “punta de lanza para la moda”. Ha animado a seguir adelante por ser “el santo y seña del municipio”. La presentación ha tenido lugar en el Centro de Congresos con el apoyo del Ayuntamiento de Elche, VisitElche y la Generalitat Valenciana.

Dejar un comentario